Leyendas cortas de lugares encantados

Leyendas cortas de lugares encantados

Tal vez la cultura egipcia, es la que más se ha preocupado por separar el mundo de los vivos y el de los muertos. Digo esto porque aunque hoy en día la gente tiene respeto por los difuntos, hay personas que por cuestiones de negocios, no les importa que esas almas tengan el descanso eterno que se merecen.

En Internet se pueden leer cientos de leyendas cortas que versan sobre propiedades encantadas (edificios, casas, departamentos etc.) en las que invariablemente aparece un espíritu, el cual no hace otra cosa más que alejar a las personas que intentan habitar esos lugares.

Sin embargo, las cuestiones ligadas a los occisos van mucho más allá. Por ejemplo, conozco una leyenda acerca de un viejo cementerio indio, en cuyos cimientos fue construido un centro comercial.

Todos los que participaron en esa obra (ya sea para adquirir terreno o para la edificación) murieron de forma súbita. Algunos lo hicieron mientras viajaban en un avión, y otros en horrendos accidentes automovilísticos.

Es más, aunque las licencias de los locales ya estaban vendidas, el “Mall” nunca abrió sus puertas, pues siempre hubo algo que se interpuso a lo largo del proceso de inauguración, hasta que los interesados dieron marcha atrás.

Sin irnos tan lejos, en México la gente que es seguidora del equipo de Cruz Azul seguramente ha escuchado la leyenda corta que dice que ellos no volverán a levantar una copa de liga, hasta que dejen de invadir una porción de un terreno que antiguamente pertenecía a un camposanto.

Concretamente estoy hablando del panteón de Xochitepec, localizado al lado de la famosa “Noria” lugar en donde entrena el equipo celeste. De acuerdo con algunos expertos en materia paranormal, la manera de acabar con esta “maldición” es recorrer a la derecha un muro, menos de 400 m, para que así el cementerio quede fuera de las instalaciones deportivas.

Puede que esto sea una historia de miedo. Sin embargo, vale la pena recordar que Cruz Azul no ha sido campeón desde el invierno de 1997, hace 19 años.