Cuentos para dormir el gnomo Giafar

Cuentos para dormir el gnomo Giafar

Giafar se preparaba para obtener su diploma en hechicería, mismo que le permitiría ir al bosque encantado y asustar a los humanos por las noches. No obstante, antes de que le entregaran su certificado, el jefe de los gnomos le dijo que tenía que entrar al laberinto mágico para ver si estaba listo.

Al joven duende le vendaron los ojos y lo condujeron a la entrada del aquel sitio.

– Tienes 30 días para encontrar la salida, de no ser así, deberás esperar otro año para ir al bosque.

Ya dentro del laberinto Giafar exploró la zona con la esperanza de encontrar alguna pista que le indicara hacia donde debía caminar. Pasó los primeros dos días vagando por los pasillos, hasta que la falta de alimento y de agua provocó que cayera rendido en una esquina.

Al día siguiente, en cuanto abrió los ojos, se percató de que junto a él había comida y bebida suficiente como para todo un mes.

– ¡Vaya!, creo que el jefe vio mi determinación y ahora pretende que mi estadía en el laberinto, al menos sea un poco más placentera.

Giafar luego de recargar baterías, continuó con sus recorridos, aunque sin éxito, ya que en ninguna de sus andanzas consiguió dar con la salida.

El día 30 ya con sólo unas cuantas gotas de agua en las garrafas y apenas la mitad de una fresa, notó que bajo los desperdicios se hallaba una bolsa llena de semillas.

– ¿Pero esto que es? Yo no soy un ave. Dijo el elfo a todo pulmón.

En cuanto terminó de resonar el eco producido por su voz, se pudo escuchar al jefe de los gnomos que le dijo.

En efecto Giafar, todavía no estás listo para ir al bosque y te diré porque. Pudiste salir de tu encierro desde hace más de tres semanas. Si tan sólo hubieras prestado atención a la bolsa de semillas, sabrías que éstas son mágicas y sólo necesitan un par de gotas de agua para formar una enredadera.

Uno gnomo tiene que analizar su entorno para no ser descubierto por los humanos. Espero que te sirva esta elección. Así concluye este cuento corto para dormir.